Cómo ser eco friendly sin darte cuenta

Ey! ¿cómo estáis? Quiero que me conozcáis un poco más, por lo que os voy a mostrar mi parte eco friendly. Por una vez no voy a hablar de deporte.

Este post está pensado para que, de manera colaborativa, nos demos tips para crear rutinas diarias mucho más eco friendly y las apliquemos sin darnos cuenta con el fin de cuidar el medio ambiente

‘Gestos eco friendly: Apostar por lo natural, reducir plásticos y consumo’

Empiezo yo a daros ideas, quien quiera que las coja y quien no, no. Son pequeños hábitos que me he propuesto hacer, si la logística me lo permite. En cuanto al aseo intento comprar productos eco friendly como son los cosméticos y jabones que no estén testados con animales y a su vez que perjudiquen lo mínimo al medio ambiente.  Además, ya sabéis que con el surf me lavo la cabeza todos los días y para ahorrar agua cierro el grifo mientras me la enjabono.

Otro gesto eco friendly que tengo es utilizar champú en pastilla. Una forma de evitar la contaminación de plásticos. Además, el recipiente en el que guardo las pastillas (gel, champú y acondicionador) está realizado con plásticos reciclados que provienen del mar.

Cada día intento ser menos consumista.  Rehúyo de comprar ropa si no es necesario y darle más uso a la que tengo. Pero si lo tengo que hacer, busco ropa eco friendly. Es decir, que sea reciclada, orgánica o sostenible. Sí, lo sé, es más cara. Es la razón por la cual compro menos.

Hablando de compras, sé que lo más eco friendly sería ir andando o transporte público. Pero como ya os conté, cada día puedo andar menos y estoy en busca de una scooter para personas con movilidad reducida. Mientras llega hago shopping online. En caso de no poder hacerlo, voy en coche con mis bolsas reciclables. De esta manera las reutilizo siempre que lo necesito.

‘Las prisas no son excusa para no ser eco friendly’

Al igual que vosotros vivo con la hora pegada al culo. Entre la casa, el teletrabajo, los entrenamientos y los médicos nunca sé en qué hora vivo, ni qué voy a comer ni dónde.  Así que siempre tengo el congelador lleno de tuppers de cristal (esto viene de mi padre que cada día es más eco también) para sobrevivir. También, aunque salga de casa dando brincos para no llegar tarde, intento desconectar todos los aparatos electrónicos que no utilizo.

Con tanto ir y venir hay que hidratarse. Yo bebo un montón de agua y para evitar al máximo comprar o tirar botellas, utilizo de esas guays (que no son de plástico) y las voy rellenando.

‘Ser eco friendly es protección y cuidarse’

Sin embargo, si hablamos de ocio-entrenamiento no hay que olvidar recoger y tirar nuestra basura cuando vamos a la playa o al bosque en lugar de dejarla en el suelo. No cuesta nada. Me he criado en el mar, como sabéis, y me duele verlo lleno de plásticos por eso busco cómo protegerlo. De hecho, ya os contaré que tengo pendiente organizar una limpieza junto con Estíbaliz Parras y su proyecto Sanamares.

Como leéis son gestos pequeños que si los conviertes en hábitos te saldrán sin pensar. De forma que si cuidamos de nuestro Planeta podremos seguir realizando planes, tantas letras tenga el abecedario. De lo contrario no tendremos esa opción. El Planeta necesita nuestra ayuda para cuidarse. Él solo sabe dar todos sus recursos hasta que se acaben para que los aprovechemos y disfrutemos.

¡Ahora es vuestro turno, dejadme en comentarios vuestros tips! 

¡Compárteme!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.