Por un 2019 lleno de ganas

Lo sé, soy un maldito desastre. Prometí enviaros el libro sobre Instagram 2019 y todavía no os ha llegado.
¡Pero es que estoy pasando unos meses un poco malos!  No obstante, esta semana lo tendréis en vuestro email.
¡I promise!

Estamos acabando enero y probablemente el 85% de los que estáis leyendo este post, todavía no ha cumplido ni un propósito de los que pensó para este 2019. ¿O no es verdad?

Hoy vengo a sacar una parte más personal de Eme Cabanyes. Y es que, igual que hay quien me idolatra por mi parte ‘molona’ debe saber también que tengo mis momentitos malos y a día de hoy no estoy pasando por una buena época. ¡Exacto, todos somos personas!

No, no estoy mal ni tampoco triste, solamente un poco apática. ¡Y ahora es el moment0 de coger 2019 lleno de ganas! Con lo de apática me refiero a que todo me da igual. ¡Y eso no hay que consentirlo!
Estas semanas atrás me daba igual quedarme en casa que salir a tomar un café, beberme dos cervezas, ir al cine, pasear por la sierra o irme de viaje. Qué raro ¿verdad? Con lo que yo soy….

Después de algunos días pensando, analizándome y hablando con algunos amigos… creo que ya sé a qué se debe.
¡Os lo voy a contar para que no cometáis el mismo error que nosotros!

En resumen viene a que poco a poco vas abandonando hobbies sin darte cuenta. Ya sea por trabajo, por alguien, o porque sin saber cómo has hecho que tu monotonía diaria esté compuesta solo por obligaciones. Lunes, te levantas a las 6:30, te duchas, te vas a trabajar, vuelves a las 18:30h aproximadamente ¿Y qué haces? Limpias un poco la casa, te vas a hacer la compra, la comida del día siguiente y te pones a mirar redes sociales. Fin del día y el martes, prácticamente la misma rutina. Eso en los días más flojos laboralmente hablando.

Si me encanta la playa ¿por qué no voy cuando visito Valencia? ¿Por qué no aprovecho los días soleados de Madrid si los cafés al sol son otro de mis placeres? Si me gusta el deporte, ¿por qué no lo practico desde 2017? Adoro escribir en este blog y apenas saco tiempo ni inspiración. Y así con todo. Todavía recuerdo cuando escribí los 7 Eme tips de la felicidad.

Una respuesta coherente sería que vivo cansada, que he estado unos meses dando el 200% de mí y me he agotado. A parte que, cuando no estoy cansada, aprieta el dolor. Pero bueno tranquilos, esta semana he recuperado energía y estoy algo menos apática, no os preocupéis. He estado también con un gripazo gordo que me tenía agotada. ¡Todo se junta!
Pero bueno ¡ahora estoy buscando un equilibrio en todo! Y lo llevo bien, esta semana estoy algo mejor. Así que amigos, antes de llegar a la apatía, hacer una lista de cosas que os gustan, que os dan la vida y sacar el menos una horita al día para vosotros. ¡No os abandonéis o la liaréis!

Ahora, pensar en lo que no hacéis bien, en lo que os gustaría cambiar o en lo que hacéis cojonudamente perfecto y os hace feliz y gritad todos conmigo…

¡A POR UN 2019 LLENO DE GANAS!

One thought on “Por un 2019 lleno de ganas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *