Made in Good, el slow design de Nereida J. Fuertes

pared con una bicicleta colocada y un cartel hecho en slow design por Nereida J. Fuertes

Este post es muchísimo menos personal por lo que igual a los cotillas les interesa menos pero a modo profesional es la mar de interesante. Sobre todo para aquellas personas que os dedicáis al diseño.

Hace aproximadamente un par de meses estuve en Italia en un proyecto europeo, se llamaba ‘Smart Jump’ y estaba dentro de la movilidad de ‘Erasmus plus’.

Allí conocí a más de 20 emprendedores dentro de las industrias creativas pero hay una que me llamó muchísimo la atención, Nereida J. Fuertes con su marca Made in Good. 

Cuando le pregunté a qué te dedicas me contestó que hacía ‘Slow design’. Claro, os podéis imaginar mi cara. No tenía ni idea de qué era eso. Me explicó que el movimiento Slow surgió en Italia con el movimiento Slow Food, en contraposición al Fast Food. Pero que ella lo llevaba más allá.

Nereida se inspiró en Fuad Luke que en 2002 empezó a hablar del concepto Slow Design, pretendiendo dar respuesta y aportar soluciones a todos aquellos diseñadores sensibilizados con el concepto Slow desde una perspectiva de diseño. 

Si queréis analizar más su filosofía (podéis leer el manifiesto de Made in Good aquí),

Pero, ¿qué es lo verdaderamente importante en el Slow Design? El diseño Slow debe respetar tres premisas básicas para considerarse como tal:

  1. Los productos deben estar fabricados con materiales reciclados, orgánicos/ ecológicos y que no usen tóxicos que contaminen.
  2. Todas las personas implicadas en la cadena de diseño, producción, distribución y venta deben tener unas condiciones laborales óptimas y dignas. Se fomenta el apostar por la responsabilidad social, para la mejorar la calidad de vida de los agentes implicados.
  3. Comercio de proximidad: Km0. Recursos locales que no contribuyan a la contaminación ni al impacto de la huella de carbono

Como os he comentado, Nereida va más allá y conecta los principios del Yoga y Slow Design. Ha creado una nueva metodología creativa llamada MADE IN GOOD. Las conexiones entre ambas filosofías, pueden ser útiles para cambiar la práctica y el pensamiento del diseñador a la hora de enfrentarse conscientemente a un nuevo proyecto de diseño. Sobre todo, en el estado inicial del proceso de creación y en el logro de los resultados que se pretenden alcanzar. Este método, consigue establecer nuevas vías creativas, pero sobre todo lo que plantea en una filosofía de vida para aquellos diseñadores responsables, que se cuestionan su ética profesional.

Made in Good lanzó hace unos días su primer curso online y presencial para conocer más a fondo esta filosofía de vida, esta manera de diseñar más respetuosa y conscientemente. ¡Confío en que hayan muchos más! 

Total que he descubierto un mundo que me encanta, un mundo sano y al que le empiezo a dedicar minutos de mi vida.

+info en su web: www.madeingood.es

Nereida J. Fuertes trabajando con material biodegradable y que no contamina
dav

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *