Felicidad es poder pasear por la playa en pantalón corto

Sí, parece una tontería. Una tontería para vosotros que estáis más que acostumbrados a lucir mini faldas o pantalones cortos. A disfrutar de un paseo por la orilla de la playa ya sea en bañador o bikini.

Pero, para mí, es especial.

Poder disfrutar del paseo marítimo sin ahogarme de calor, es especial. Sentir en las piernas la brisa marina es, si cabe, más especial todavía. ¿Pero sabéis que es lo más especial del mundo mundial? Sentirme libre aunque la gente me mire.

De hecho, la sonrisa que me sale cuando me pongo un pantalón corto y me siento libre es prácticamente imposible de describir.

¿Sabéis esa sensación que sientes cuando haces algo por primera vez o cuando haces algo de lo que pensabas que no eras capaz? Pues esa.

Algunos pensaréis que este vídeo de Instagram Stories estaba preparado. Pero no es así. Ayer pasé la mañana con uno de mis pilares, Helena Ballestero, la fiel creadora de #alegraelmundo. Ella, que me guardaba el móvil, orgullosa de verme disfrutar decidió grabarme.

Una imagen vale más que todas las palabras del mundo. Incluso las que doña Helenita dice en el vídeo. ¡Qué vergüenza!

Con esto quiero decir que, pienso disfrutar de este verano y de la vida EN PANTALÓN CORTO.
Y aquél que mire raro, que se ponga frente al espejo y se analice. Yo soy libre, ¿y tú?


No hace falta que os recuerde que podéis comentar, ¿verdad?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *