Entrevista instagramer a Eme Cabanyes

¡Hola domingueros!

Hace unos días escribí en un ‘stories’ de instagram que quería hacerme una ‘auto entrevista’ pero os daba la oportunidad de hacerme preguntas. ¡La verdad es que me sorprendió la de gente que escribió!

Para no daros muchos la lata o bien, para hacerlo en dos post diferentes, he elegido 5 preguntas. Las cinco primeras para ser exactos. Que sepáis que algunas son jodidas de cojones, así, finamente hablando.

Pero allá voy… las contesto por orden de llegada. Os iba a preguntar si ponía las cuentas de instagram pero vamos a guardar la privacidad que la LOPD está bastante chula y voy a dejar solo las iniciales.

‘V’ – ¿A qué te dedicas en tu vida privada?

Supongo que a lo mismo que cualquier persona y depende del día. Me gusta dedicarme pequeños ratitos a mi misma, sobre todo si esa semana estoy estresada por trabajo. Me enciendo unas velas, me pongo música y me lleno de mascarilla la cara. Mi momento ‘spa’ lo llamo.

Me gusta también pasar ratos con mis amigos, sobre todo hacerles reír. De esto sabes un poco. Busco ratitos para los cafés al sol, me recargan las pilas. Podría contaros mil cosas más de mi vida privada pero soy muy común. Como veis me gusta disfrutar de las pequeñas cosas.

‘V’ – ¿Pasaste mucho tiempo en el hospital?

Sinceramente no me cuerdo cuánto tiempo fue exactamente. Me detectaron el cáncer con 7 años, justo el día de mi cumpleaños, 7 de febrero. Me acuerdo que pasaba alguna que otra semana con los ciclos de quimioterapia y que deseaba que llegase el médico con mi ‘alta’ para poder ir al colegio. ¡Vaya friki! Supongo que más que por estudiar sería por ver a mis amigos. Lo difícil vino en junio, me operaron y estuve 3 meses escayolada de pecho hasta los pies sin poderme mover. Visité varias veces al hospital, incluso estuve en cuidados intensivos por una infección causada por la escayola. Más ciclos de quimioterapia una vez me quitaron la escayola. Así que supongo que la respuesta es que sí, pasé mucho tiempo en el hospital. ‘El pequeño hotel’ como mi familia lo llama.

‘E’ – ¿Qué objetivos te has propuesto para este año?

Esta pregunta es bastante dificilita, la verdad. Voy a pensar un poco porque yo soy una cabrita loca que se mueve con impulsos. No suelo pensar mucho las cosas ni las consecuencias. Me propuse una carrera y a la semana, la estaba haciendo. Para que os hagáis una pequeña idea.

Os voy a decir solo el objetivo principal de este año y sobre el que he estado trabajando hoy por la mañana. Sacar mi libro en diciembre, como trata sobre superación y cáncer, me gustaría conseguir un patrocinador y poder regalárselo en navidad a los jóvenes o adolescentes ingresados de varios hospitales.

‘E’ – Eres un ejemplo de motivación, ¿de dónde sacas esa fuerza y positivismo?

Muchas gracias por la parte que me toca. Sinceramente, no sé de dónde saco la fuerza. Hay días que me sale sin darme cuenta y hay otros en los que aunque parezca fácil, es todo un esfuerzo. Te voy a poner el ejemplo del domingo pasado en la carrera. No es por repetirme pero es el último gran esfuerzo que he hecho.  Yo sabía que 6,3 kilómetros ni los debía correr ni estaba preparada físicamente para hacerlo. En un día normal no lo hubiera hecho. Me cuestioné en varias ocasiones si lo conseguiría. Sabía que era capaz pero no sabía cómo me iba a reaccionar el cuerpo. Aproximadamente en el kilómetro 4 empecé a morir, de dolor, de escozor… pero esto ya lo contaré en otro post. Y pensé, venga Mireia quedan apenas dos kilómetros y medio y hay mucha gente esperando que lo hagas. Y sabía que dentro de mí iba a sacar fuerza solo por demostrar que era capaz. En parte porque determinadas personas se sintieran orgullosas y por otro lado  porque cada vez que me llega un email con gente que he ayudado o que se ha superado a sí misma con mis ejemplos, me lleno orgullo. Así que por ellos, lo hice. También es verdad, que veis lo que quiero que veáis. Son muchos los días que me quedo en el sofá o la cama porque ‘voy jartita de doló’. No todo lo que reluce es oro. Somos personas y muchas veces llegamos al límite. Con los años he aprendido a llevar la balanza equilibrada entre cabeza, pierna y ganas.

‘O’ – ¿Cuál es tu mayor sueño?

Supongo que esta pregunta será referente a mis misma. Porque como sueño me encantaría que todas las mentes del mundo estuvieran sanas y fuertes. Es decir, adiós depresiones, adiós maltratos, adiós injusticias y miles de adiós más.

Respecto a mi… parece simple pero a su vez a mí, me parece complicado. Mi mayor sueño es vivir en paz. Uf, suena muy fúnebre pero lo explico.
No se trata de otra cosa que de tener un trabajo estable, no pido un puestazo, simplemente un trabajo digno, el cual disfrute haciéndolo y me de tiempo libre. Se trata de gastar ese tiempo libre en mis amigos, en viajar y en disfrutar de mi familia. Sí, espero un día poder llegar a formar una familia. Y mi sueño no es otro que coger un domingo e irme al campo por ejemplo, con mi pareja, mi perro y mis hijos. Ah bueno y no sentir dolor nunca más.

FIN.

Pues ale titis, ya me conocéis un poquito más. No sé si será o no de vuestro agrado pero soy así, ¿qué le vamos a hacer?.

Voy a ver si me hago la cena que no me llega el salario para tener a un mayordomo.

Un abrazo calentito de domingo noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *